La tortilla de papa o patata, ¿una “bomba” de calorías?

La tortilla de papa o patata se puede considerar junto con la paella, el gazpacho y otras preparaciones tradicionales, uno de los platos más representativos de nuestra gastronomía.

Sin embargo, conviene consumirla con moderación, ya que la cantidad de calorías que contiene es notable, sobretodo si las patatas se preparan fritas.

¿Cuántas calorías contiene una ración?

Para calcular de forma aproximada el número de calorías que contiene una tortilla de papa, en primer lugar hay que saber la cantidad que se va a emplear de cada ingrediente y el modo en que van a ser cocinados.

Para elaborar una tortilla de papa para 2 personas se suelen utilizar unos 200 gramos de patata y 3 huevos. Esta cantidad de patatas crudas aporta en torno a 160 calorías, mientras que los huevos, suponiendo que sean de tamaño mediano (60 gramos la unidad), suministran unas 270 calorías.

Si se suman las calorías procedentes tanto de las patatas como de los huevos, se obtiene un total de unas 430 calorías. No obstante, aún queda por sumar las calorías del aceite que se necesita para freír las patatas y cocinar la tortilla, lo que hace que su aporte aumente notablemente. Considerando la ración por persona de 200 gramos de tortilla, su aporte energético promedio es de unas 320 calorías; cantidad que supone en torno a un 16% de las necesidades diarias de un adulto de unos 70 kilos de peso y que lleva a cabo una actividad física moderada.

¿Papas o patatas fritas o cocidas?

A la hora de preparar una tortilla de patata es importante considerar si las patatas se van a preparar fritas o cocidas, ya que el contenido graso y calórico de la tortilla va a variar considerablemente, así como su digestibilidad.

Si las papas se hierven o se cuecen por ejemplo en el microondas, la tortilla queda menos grasienta y calórica en relación a aquella que se prepara con las patatas fritas. Este método de elaboración de la tortilla la hace adecuada para personas sanas de todas las edades, pero en especial para quienes tienen el estómago delicado o digestiones pesadas; es decir, para aquellos que de otro modo no la consumirían por evitar posibles molestias digestivas.

Lo cierto es que hay personas que no la toleran ya que su consumo les produce acidez y malestar, bien porque sufren de alteraciones digestivas tal y como se ha mencionado, o bien porque la elaboran con demasiado aceite. Además es frecuente que las tortillas que se consumen fuera de casa sienten peor. Esto suele ser debido a que en ocasiones se usan aceites de poca calidad o porque los aceites han sido sobrecalentados o reutilizados en exceso.

Tortillas de papa con más verduras

Otro buen modo de disminuir el número de calorías de la tortilla de papa es sustituir parte de la patata por diferentes verduras como pimiento, cebolla, ajos frescos, espinacas, zanahoria, calabacín…

De esta forma además de disminuir el contenido calórico de la tortilla se aumenta la cantidad de vitaminas, minerales, fibra y de sustancias con acción antioxidante presentes en todos estos vegetales.

Fuente: www.alimentación-sana.com.ar

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>